Llegada a Goa -25 OCT 2016

Ainxx!! Ya ha sonado el móvil otra vez! Son las 6h y despiertos. Suerte que anoche preparamos las mochilas…hemos quedado a las 6:45 en recepción para que nos viniera a buscar el taxi. De repente Dani se acuerda y…Feliz cumple Puchi. Es el cumple de Puchi. Así que lo felicitamos para iniciar el día.

Ya listos, y tras revisar que no nos dejamos nada en la habitación, bajamos para coger el taxi.

Abajo no hay nadie, bueno ha aparecido uno de los chicos y le decimos que habíamos pedido un taxi, el chico al momento llama a su hermano, creo, y nos dice que le acompañemos. Así que cogemos todas las mochilas y a caminar. La calle donde esta ubicado el Lassi Guesthouse es una calle sin salida y muy estrecha, difícilmente entra un coche. Así que caminamos hasta una explanada y allí hay un taxi, y justo aparece el hermano mayor con la moto y nos ayuda con las maletas. Nos despedimos de él y nos vamos de camino al aeropuerto.

A esas horas Udaipur esta despertándose así que los 23 km se nos harían cortitos.

En menos de media hora llegamos al aeropuerto de Udaipur y como siempre nos piden los datos del vuelo y el pasaporte a la entrada del aeropuerto. Aquí siempre esta presente el problema que hay con Pakistán y de ahí tantos controles.

Como hemos llegado pronto nos toca esperar a que vengan los de la taquilla de IndiGo.

Tras un buen rato llegan y nos toca facturar…ponemos las mochilas y nos pasamos en dos kilos. Porque aquí nos permiten 15 Kg por persona por ser vuelos locales. En fin que nos toca pagar porque en las mochilas pequeñas no cabe nada de nada, es más, nos pasamos de los 7kg que nos permiten.
Pagamos y en este caso son 100 INR por kilo de más. Así que soltamos los 200 INR y solucionado.
Pasamos los controles de seguridad y a esperar la puerta de embarque.

Recuerdo que nuestro destino es Goa y para llegar debemos coger dos vuelos: Udaipur-Bombai y luego Bombai-Goa. Si se retrasa el primero solo tenemos 1 hora para coger el otro…pues…se retrasó el primero. Llegamos a Bombai y tenemos que andar rápido para no perder el otro, porque en la india por mucho que estés en transfer de otro vuelo se tiene que pasar un control de seguridad y los controles aquí son mucho más estrictos y lentos que en Europa.

Pues nada, caminamos, pasamos el control y llegamos a la puerta de embarque del segundo vuelo y…vuelo retrasado también. IndiGo me recuerda a Vueling, no digo nada más.

Al cabo de casi una hora cogemos el vuelo y ahora si llegamos a Goa.

Aterrizamos y mientras nos movemos con el avión para acercarnos a los fingers del aeropuerto vemos que la carretera pasa por el medio de las pistas!!! Nos dimos cuenta porque aparecieron ochocientas motos cruzando las pistas…lo que no se vea en la India no se ve en ningún lado.

Ya estamos con nuestras mochilas después de esperar un buen rato y al salir vemos que hay taquillas de prepago para el taxi. Como funciona? Vas a la taquilla y dices donde quieres ir, te pregunta si taxi con AC o sin AC y te dan el precio. Pagas y te dan un ticket con un número. Entonces sales por la puerta y mogollón de hindús taxistas te preguntan el número para saber si es su taxi y apareció el nuestro. Nos dijo que le acompañáramos y tras andar un buen rato nos subimos a un coche viejete pero con AC.

El recorrido al hotel son unos 23 km y lo hicimos en 20 minutillos. Y por fin llegamos a nuestro Soul Vacation! Un resort que se ve confortable y sencillo, pero para nosotros es una mansión. Hacemos el check-in y nos traen unos refrescos azules, muy buenos, y que se agradecía porque hacía un calor…

Nos llevan a la habitación y lo flipamos, exactamente lo que buscabamos.

Nos relajamos y nos vamos a comer por ahí. Como estamos cerca de la playa decidimos ir al primer chiringo que vemos.

Allí vemos por fin…cerveza!! Nos traen tres Kingfisher de 600 ml y pedimos pescadito los tres. Todo súper súper picante, no habíamos probado tanto picante. Nos animamos y repetimos de cervezas. La tarde-noche es jóven y nos hechamos unas buenas risas y contamos batallitas. Necesitábamos un día así. Además recuerdo que es el cumple de Puchi y hay que celebrarlo y que mejor que en Goa.
Para matar la faena nos pedimos unos cocktails un ñam-ñam, vamos que acabamos finos.

Finalmente, sobre las 19:30 decidimos volver al hotel y hacer la última. Nos pedimos otras birras y algo de comer, somos unos gordos!! Cuando acabamos Manu se va a pedir postre adentro y vuelve. Y comenta que ha pedido algo de chocolate de postre. Y al cabo de 5 minutos aparece el camarero con un pastel de chocolate o como un brownie con una vela de cumple.

Entonces ya cantamos el cumpleaños feliz a Puchi. No se podía quedar Puchi sin soplar velas.

Ahora sí, nos vamos a dormir cerrando el día muy tranquilos.

Recent Posts

Recent Comments

Archives

Categories

Meta

Manu Written by:

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *